X
X
/
    cámara federal de casación penal miguel ragone lesa humanidad cámara federal de casación penal lesa humanidad elena highton de nolasco claudio avruj cámara federal de casación penal esma lesa humanidad cámara federal de casación penal lesa humanidad campo de mayo oficina de la mujer corte suprema de justicia elena highton de nolasco cámara federal de casación penal guillermo moreno clarín cámara federal de casación penal tandanor cámara federal de casación penal san luis amenazas cámara federal de casación penal unicenter santiago inchausti mar del plata lavado de dinero cámara federal lázaro báez banco nación
    X
    cámara federal de casación penal miguel ragone lesa humanidad cámara federal de casación penal lesa humanidad elena highton de nolasco claudio avruj cámara federal de casación penal esma lesa humanidad cámara federal de casación penal lesa humanidad campo de mayo oficina de la mujer corte suprema de justicia elena highton de nolasco cámara federal de casación penal guillermo moreno clarín cámara federal de casación penal tandanor cámara federal de casación penal san luis amenazas cámara federal de casación penal unicenter santiago inchausti mar del plata lavado de dinero cámara federal lázaro báez banco nación
    X

    Notificación electrónica

    El envío de resoluciones judiciales insume la mayor parte del tiempo útil de cualquier juicio. Cada cédula de notificación en Capital demanda alrededor de diez días, y si es en Provincia de Buenos Aires puede demorar tres o cuatro meses. Se estima que un 70% en promedio no fue tiempo útil del debate judicial sino que fue consumido por las notificaciones.

    A través de la incorporación de nuevas tecnologías, la Comisión de Gestión impulsa la transformación del sistema en un moderno y ágil método de notificación electrónica, que reduce el tiempo del trámite a apenas un par de  minutos.

    Se prevé el siguiente funcionamiento: una vez que el juzgado dicta una resolución, su notificación se enviará a un servidor adaptado específicamente para alojarlas. El servidor a su vez dispara un e-mail a la casilla de correo del abogado de la parte a la que se va a notificar. Ese e-mail le avisa que tiene una notificación pendiente en el sistema. El letrado, al ingresar al servidor con su contraseña y lee el e-mail queda notificado, y el sistema dispara un comprobante para el juzgado.

    El proyecto se encuentra en fase de prueba piloto en los juzgados 1, 46, 74 y 94 del fuero Civil de Capital Federal. Se prevé evaluar los resultados a fin de año.

    ULTIMAS NOTICIAS