X
X
/
    corte suprema de justicia césar milani alberto ledo cámara federal de casación penal lesa humanidad el vesubio rafecas procesamiento josé lópez enriquecimiento ilícito cámara federal de casación penal amenazas maría eugenia vidal ricardo lorenzetti germán garavano margarita stolbizer cámara federal de casación penal mafia del oro cámara federal de casación penal cablevisión fibertel cámara federal de la plata juan manuel culotta electoral cámara electoral igualdad de género partidos políticos cámara federal de casación penal apropiación de menores cámara federal de casación penal tragedia de once julio de vido lesa humanidad córdoba
    X
    corte suprema de justicia césar milani alberto ledo cámara federal de casación penal lesa humanidad el vesubio rafecas procesamiento josé lópez enriquecimiento ilícito cámara federal de casación penal amenazas maría eugenia vidal ricardo lorenzetti germán garavano margarita stolbizer cámara federal de casación penal mafia del oro cámara federal de casación penal cablevisión fibertel cámara federal de la plata juan manuel culotta electoral cámara electoral igualdad de género partidos políticos cámara federal de casación penal apropiación de menores cámara federal de casación penal tragedia de once julio de vido lesa humanidad córdoba
    X
    Fecha de publicación:
    Martes, 08 de noviembre de 2016

    La Corte rechazó un recurso de una secretaria judicial en una causa por sustracción de ahorros bancarios

    La funcionaria había sido condenada por haber firmado el secuestro de la suma depositada, afectada por el “corralito financiero”, sin advertir que no existía causa judicial. El dinero fue percibido por desconocidos mediante maniobras con documentos falsos

    La Corte Suprema de Justicia de la Nación desestimó el recurso extraordinario interpuesto por una secretaria de un juzgado y, de ese modo, dejó firme la condena a indemnizar los daños y perjuicios que sufrieron los titulares de un depósito bancario, en razón de que fue percibido por desconocidos mediante una maniobra realizada con documentos falsos.

    La condena fue impuesta a la funcionaria judicial -que debe responder solidariamente junto con el banco y el Estado Nacional, también condenados- por haber suscripto un oficio y un mandamiento de secuestro de la suma depositada a nombre de los demandantes, que había resultado afectada por el denominado “corralito financiero”, sin advertir que no existía causa judicial alguna en la que aquellos hubieran reclamado su restitución.

    Se estimó que la falta de diligencia de la secretaria facilitó la maniobra fraudulenta preparada por desconocidos, y que se perfeccionó debido a que la entidad bancaria tampoco había controlado la autenticidad de la firma de los titulares de la cuenta, ni identificado a quien se presentó como abogado exhibiendo el mandamiento judicial apócrifo.

     

    2
    Últimos fallos
    Acordadas y resoluciones