X
X
/
    lesa humanidad corte suprema de justicia centro de información judicial oficina de la mujer corte suprema de justicia elena highton de nolasco corte suprema de justicia oficina de violencia doméstica ovd corte suprema de justicia elena highton de nolasco oficina de violencia doméstica ovd corte suprema de justicia elena highton de nolasco cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal
    X
    lesa humanidad corte suprema de justicia centro de información judicial oficina de la mujer corte suprema de justicia elena highton de nolasco corte suprema de justicia oficina de violencia doméstica ovd corte suprema de justicia elena highton de nolasco oficina de violencia doméstica ovd corte suprema de justicia elena highton de nolasco cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal cámara federal de casación penal
    X
    Fecha de publicación:
    Jueves, 22 de febrero de 2018

    La Cámara Federal de Casación confirmó el rechazo de un planteo de nulidad en una causa por trata de personas

    Lo decidió la Sala IV. En la causa se investiga a una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación laboral en distintas ciudades de la costa argentina

    La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, en un fallo firmado por los jueces Mariano Hernán Borinsky (presidente) y Gustavo M. Hornos, no hizo lugar a la queja interpuesta por la defensa particular contra la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata que había confirmado el rechazo a un planteo de nulidad pretendido por el apelante, quien señaló que se omitió promover el correspondiente requerimiento fiscal de instrucción.

    Al imputado se lo investiga por haber reclutado, trasladado y acogido desde la provincia de Misiones hasta las localidades balnearias de Villa Gesell y Pinamar, provincia de Buenos Aires, a un número de personas, que oscila entre 25 y 30, entre las cuales se encontraban varios menores de edad.

    Una vez arribados a la ciudad balnearia eran instalados en una casa sin las condiciones de habitabilidad idóneas para el alojamiento de esa cantidad de personas, para luego ser explotados laboralmente en las playas.

    Los mismos eran trasladados a distintos puntos donde debían cumplir con sus tareas de “cuidacoches” o “trapitos” y de venta de artículos.

     

    2
    Últimos fallos
    Acordadas y resoluciones