X
X
/
    ariel lijo jorge brito ricardo echegaray gildo insfrán lesa humanidad córdoba amado boudou ciccone ariel lijo alejandro vandenbroele santiago inchausti mar del plata narcotráfico sistema de control de cárceles gustavo hornos cámara federal de casación penal narcotráfico cámara federal de casación penal narcotráfico cámara federal de casación penal trata de personas explotación sexual cámara federal de casación penal narcotráfico iatí corrientes cámara federal de casación penal lázaro báez sebastián casanello cristina fernández de kirchner cámara federal de casación penal daño ambiental
    X
    ariel lijo jorge brito ricardo echegaray gildo insfrán lesa humanidad córdoba amado boudou ciccone ariel lijo alejandro vandenbroele santiago inchausti mar del plata narcotráfico sistema de control de cárceles gustavo hornos cámara federal de casación penal narcotráfico cámara federal de casación penal narcotráfico cámara federal de casación penal trata de personas explotación sexual cámara federal de casación penal narcotráfico iatí corrientes cámara federal de casación penal lázaro báez sebastián casanello cristina fernández de kirchner cámara federal de casación penal daño ambiental
    X
    Fecha de publicación:
    Lunes, 19 de julio de 2010

    El juez Lijo trabó embargos en causa contra Gostanian por sobreprecios

    Se trata de una medida preventiva, por más de $25 millones, sobre los bienes del ex titular de la Casa de la Moneda y de otros funcionarios de esa entidad. Se investiga el pago de coimas en la compra de maquinarias a una empresa alemana

    El juez federal Ariel Lijo ordenó trabar embargo preventivo sobre los bienes de Armando Gostanian, Juan Carlos Kalfaian y Rubén Chorbadjian, ex funcionarios de la Casa de la Moneda durante el gobierno de Carlos Menem, y  del empresario Jorge Molina, hasta cubrir la suma de $25.400.013,31, en una causa en la que se investiga el pago de sobreprecios en la compra de maquinarias a una compañía alemana.

    El magistrado los intimó a que den embargo de la suma mencionada y les hizo saber que, en caso de que no realicen la entrega de dicha suma, se hará efectivo el embargo sobre los bienes de su pertenencia, suficientes para cubrir la suma mencionada. La medida fue dictada el último viernes.

    Con el embargo, el magistrado busca asegurar la reparación del posible perjuicio por el cual deberían responder los imputados, en el caso de que la investigación avance y se corrobore algún grado de responsabilidad.

    Gostanian fue presidente de la Sociedad del Estado Casa de la Moneda entre el 1º de septiembre de 1989 y el 10 de diciembre de 1999; Kalfaian, vicepresidente, en igual período, y Chordbadjian, gerente general, entre el 4 de octubre de 1989 y el 21 de abril de 1994, director entre el 22 de abril de 1994 y 10 de diciembre de 1999 y gerente general entre el 11 de diciembre de 1989 y el 27 de marzo de 2000.


    La causa

    En la causa, el 29 de septiembre último, los cuatro imputados fueron convocados a prestar declaración indagatoria.

    En esa oportunidad, se les atribuyó a Gostanian, Kalfaian y Chorbadjian, a través del agente comercial Molina (presidente de la firma Acremo SA, que cumplía funciones de representante comercial entre la firma alemana y la Casa de la Moneda) y mediante un acuerdo previo con Karl Georg Schillinger (ejecutivo de la empresa alemana Atlantic Zeiser Sociedad de Responsabilidad Limitada -AZ GmbH-), haber cobrado sobornos/comisiones que fueron abonados mediante el sobreprecio que se les realizó a los productos que la Casa de la Moneda compró a la empresa AZ GmbH.

    La empresa Atlantic se dedicaba a la fabricación de equipos numeradores de toda clase y, durante la década del 90, la firma suministró sus productos a la Casa de la Moneda. En noviembre de 1994, Schillinger se habría comunicado con Raimundo Nercessian, y éste último habría informado que en el sistema de distribución a través de un agente comercial en Suiza se habrían efectuado sobreprecios de entre el 40 y 50 por ciento en los productos de la empresa AZ GmbH.

    Asimismo, Nersessian le habría requerido a Schillinger que los productos a los que se les habría realizado sobreprecios sean entregados a la Casa de la Moneda y se transfiera a una cuenta en Uruguay una comisión del 30% del respectivo valor del pedido.

    En este sentido, las entregas de los insumos por parte de las empresas AZ GmbH & co. KG, primero, y AZ GmbH, después (cambió de nombre de la empresa), a la Casa de Moneda se habrían producido conforme lo acordado entre Nersessian y Schillinger.

    Por otra parte, en el marco de aquella transacción se habrían efectuado distintos pagos a Molina (vínculo entre la empresa Alemana y Casa de la Moneda), en carácter de presidente de la firma “Acremo Sociedad Anónima”, la que cumplía funciones de representante comercial entre la empresa alemana con la Argentina.

    Asimismo, como determinación de la imputación en particular, Molina -en el año 1998- se habría comunicado una modificación de la referencia bancaria, a través de la cual se debían efectivizar los pagos e indicó una cuenta en un banco suizo. De una nota manuscrita de Acremo SA surge que Molina habría hablado en la Casa de la Moneda con una persona indicada como “Mister X”, que sería el titular de la cuenta y, en consecuencia, el receptor del pago.

    Según constancias de la causa, el titular de esa cuenta sería Armando Gostanian, y en ella constan dos personas con poder: Armando Miguel Gostanian y Susana Nélida Djebalian de Gostanian. En tal sentido, Molina habría expresado a la empresa alemana que, aparte de los pagos destinados a Mister X, él debía derivar una parte considerable de las comisiones que él mismo percibía a empleados de la Casa de la Moneda: Juan Carlos Kalfaian y Rubén Chordbadjian.

    En la operatoria global se habría pagado a la persona identificada como Armando Gostanian “Mister X” alrededor de un 1,5 millón de marcos alemanes, de los cuales se le imputa el cobro de los depósitos del día 13 de diciembre de 1999 por la suma de 32.493 DEM y del día 9 de febrero de 2000 por un importe de 150.000 DEM.

    Los mencionados pagos se relacionan con las facturas número 3825, de fecha 27 de octubre de 1999, por un pedido de insumos por un valor de 181.086 DEM y número 3114, del 29 de octubre de 1999, por un pedido de elementos por un valor de 533.677,40 dólares estadounidenses.

    Por otro lado, el total de dinero que se le habría pagado a Molina en diferentes operatorias sería de 830.000 DEM, aproximadamente, entre ellas se le imputa el haber percibido los depósitos de fecha 10 de enero de 2000 por la suma de 27.162,90 DEM y de fecha 9 de febrero de 2000 por 137.919.00 DEM, respecto de aquellas facturas.

    Más adelante, en la causa el juez Lijo resolvió no hacer lugar al planteo de prescripción de la acción penal ni al planteo de nulidad del auto que dispuso el llamado a indagatoria de Gostanian, Kalfaian y Chorbadjian. Los agravios al respecto se encuentran en la Cámara Federal.

    A su vez, se resolvió no hacer lugar al planteo de prescripción de la acción penal que fue interpuesto por el abogado Luis Santiago Cucuzza, resolución confirmada el 15 de abril último por la Cámara.

    En tanto, el pasado 27 de abril, las autoridades de la Confederación Helvética Suiza hicieron lugar a la solicitud del juez Lijo de enviar información respecto de las cuentas que tendría Gostanian en el Swiss Bank Corporation.

    De los informes surge que la empresa Atlantic Zeiser efectuó depósitos en las cuentas de Gostanian. Es decir, corroboran la sospecha inicial del magistrado que dio lugar a la convocatoria a prestar declaración indagatoria de los imputados.

    En tal sentido, en la documentación bancaria suministrada se advirtió identidad de los montos indicados como sobreprecios por la compra de los productos y de las fechas en las que se habrían pagado las comisiones conforme el requerimiento fiscal y los depósitos efectuados por la empresa Atlantic Zeiser.

    32
    Últimos fallos
    Acordadas y resoluciones