X
X
/
    cámara federal de casación penal feria judicial tragedia de once juicio oral julio de vido amia juicio oral investigación del atentado carlos menem juan josé galeano carlos telleldín hugo anzorreguy cámara federal de casación penal campo maripe sebastián ramos julio de vido andrea del boca cámara federal de casación penal josé lópez cámara federal de casación penal pérez corradi cámara federal de casación penal habeas corpus cámara federal de casación penal lesa humanidad cámara federal de casación penal jones huala héctor timerman memorándum con irán
    X
    cámara federal de casación penal feria judicial tragedia de once juicio oral julio de vido amia juicio oral investigación del atentado carlos menem juan josé galeano carlos telleldín hugo anzorreguy cámara federal de casación penal campo maripe sebastián ramos julio de vido andrea del boca cámara federal de casación penal josé lópez cámara federal de casación penal pérez corradi cámara federal de casación penal habeas corpus cámara federal de casación penal lesa humanidad cámara federal de casación penal jones huala héctor timerman memorándum con irán
    X
    Fecha de publicación:
    Lunes, 09 de agosto de 2010

    “La legislación tiene que aggiornarse a lo que realmente pasa en el servicio de justicia”

    Lo dijo la jueza Mirta López González. La magistrada, que integra la Cámara del Crimen y la Comisión de Gestión de la Corte, destacó los cambios en esa materia impulsados para agilizar los procesos. Oralidad y comunicaciones electrónicas, las claves
    “La legislación tiene que aggiornarse a lo que realmente pasa en el servicio de justicia”

    Mirta López González es jueza de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, y además forma parte de la Comisión Nacoinal de Gestión Judicial de la Corte Suprema. Desde ese lugar, se están instrumentando una serie medidas para acortar los tiempos de los procesos penales, que tienen que ver principalmente con la oralidad y las comunicaciones electrónicas.

    “Muchas veces nosotros consideramos que es la legislación la que nos impide, pero a veces, cuando la legislación está, nos cuesta implementarla. Poder hacer este tipo de trabajos desde adentro hacia afuera es demostrarle al Poder Legislativo que los cambios deben ser implementados. Le estamos mostrando al Poder Legislativo que desde adentro tenemos ganas de cambiar y que la legislación debe aggiornarse a lo que realmente pasa en del servicio de justicia”, le dijo López González al CIJ .

    “Estamos avanzando con los juzgados de instrucción en la comunicaciones electrónicas, que empezaron como pruebas piloto, principalmente con comisarías y citaciones de testigos. Antes, eso llevaba mucho tiempo, se hacía por fax, había que llamar por teléfono a la comisaría. Ahora, después de un acuerdo entre la Cámara y el Ministerio de Justicia de la Nación, las comunicaciones se hacen vía mail”, explicó.

    Esto acortó muchísimo los tiempos y dio la posibilidad a que personas que antes se tenían que ocupar de pasar el fax o llamar por teléfono ahora puedan trabajar en otras cosas dentro de los juzgados. Este sistema ya está implementado en todo el fuero”, agregó la jueza.

    Además de la citación a testigos y las comunicaciones con la Policía Federal, el fuero penal de la Capital ya utiliza el mail para concordar traslados de detenidos con el Servicio Penitenciario. También para pedir informes al Registro de la Propiedad Automotor y al Registro de la Propiedad Inmueble.

    Destacó que una de las causas que más acortó la duración de los procesos fue la oralidad de los recursos de apelación, que rige por una modificación en el Código Procesal. Con respecto a eso, López González advirtió que “la oralidad nos lleva un trabajo importante, porque tenemos en promedio doce audiencias por día, pero implica una inmediación muy interesante, una resolución mucho más rápida y una dinámica muy buena”.

    Para la magistrada, las audiencias orales en los recursos de apelación han tenido resultados satisfactorios: “Causas que antes estaban entre seis y diez meses en Cámara, ahora en 22 días hábiles como máximo vuelven a primera instancia”, comentó.

    Con respecto a la oralidad, la Cámara está en pleno desarrollo de un proceso oral para los delitos de flagrancia, que ya se está realizando en algunos juzgados.  “Nos juntamos en la Cámara con el Ministerio Público de la Defensa y el Ministerio Público Fiscal y trabajamos en la implementación de este procedimiento para los casos de flagrancia, en donde si las partes están de acuerdo, se hace una audiencia oral, y en esa audiencia se puede llegar a una probation. En general son delitos leves, que permiten ese instituto, y en una semana se completa todo el proceso", destacó. 

    Y añadió: "Esto se está haciendo y los estamos tratando de implementar con más juzgados”.

    13
    Últimos fallos
    Acordadas y resoluciones