Jueces analizan la política comunicacional del Poder Judicial

En "Justicia Argentina Online. La mirada de los jueces", la última publicación del CIJ, juezas y jueces de diferentes instancias opinan sobre los avances y desafíos en la política comunicacional del Poder Judicial. Descargue la versión online

 
1 de 2

El Centro de Información Judicial presenta su nueva publicación "Justicia Argentina Online. La mirada de los jueces".

En esta entrega, que ya está disponible online, los jueces Elena Highton de NolascoÁngela LedesmaMarcos GrabivkerClaudio BonadioJulián ErcoliniAriel LijoSergio TorresRafael GutiérrezAbel Fleming y Luis María Cabral analizan los avances y desafíos en la política comunicacional del Poder Judicial. El prólogo es de Ricardo Lorenzetti.

La obra resume experiencias diversas, aporta conceptos centrales en la materia y refleja el compromiso institucional que ha asumido el Poder Judicial en su conjunto para fortalecer el diálogo y generar nuevos y mejores vínculos de comunicación con la sociedad.

Esta publicación complementa "Justicia Argentina Online. La creación de la Agencia de Noticias del Poder  Judicial".

A continuación transcribimos algunos párrafos de la obra:


Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
Prólogo

"Una sociedad democrática con fortalecimiento institucional no se construye con edificios oscuros y opacos, sino con cristales transparentes donde todos podamos ver con claridad lo que sucede y nos hagamos responsables.  El pueblo de la Nación, los ciudadanos argentinos merecen nuestros esfuerzos más sublimes, nuestros sueños más elevados, porque de esa manera obtendremos el reconocimiento de que nuestras instituciones y nuestro país valen la pena.”
 

Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
La política comunicacional de la Corte y el Centro de Información Judicial

“Brindar mejores vías, que den lugar a mayor información sobre la forma como se resuelven los conflictos, las responsabilidades, procedimientos, normas, reglas y toda aquellas actividades desplegadas por sus integrantes, permite que el ciudadano tenga un conocimiento más acabado del quehacer judicial  y,  por ende, una mayor credibilidad en el sistema. A su vez, la transparencia que sin duda se produce mediante un sistema de información idóneo y accesible al ciudadano, le permite a éste –si se encuentra interesado- efectuar un control sobre el mismo funcionamiento del sistema judicial.”


Ángela E. Ledesma, presidente de la Cámara Nacional de Casación Penal

Justicia Penal, medios de comunicación y acceso de la información: ¿una tensa relación?
 
“El Poder Judicial como poder del Estado no puede estar exento de rendir cuentas, de hacer públicos sus actos de gobierno. De esta máxima surge el derecho fundamental de los ciudadanos  a tener acceso a la información. Sin embargo, no se trata de una información más de un órgano de gobierno, sino de aquella que emana del poder que tiene a su cargo en forma permanente la solución de conflictos y el restablecimiento de la paz social. Este derecho fundamental de la ciudadanía se corresponde con un deber ineludible del Estado democrático y republicano de derecho y de los jueces en particular. El control de sus actos no podría ejercerse de otra forma sino mediante el conocimiento de las razones que llevan a decidir de uno u otro modo.”
 
 
Marcos Grabivker, juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico
 Los jueces, la prensa y la sociedad: ¡para una República mejor!
 
…”también existe otro “actor” en los procesos judiciales de resonancia: la opinión pública misma, que generalmente, se forma a partir de la información brindada por el periodismo, y que toma partido. En este sentido, la importancia del modo en que la noticia se hace conocer es crucial. Por esto se llega a decir que, en los asuntos de exposición pública, suele producirse el “juicio mediático”, que es mucho más “veloz” que el proceso judicial. En esta situación, que no pocas veces es tempestuosa, el juez debe resolver (valga la perogrullada). Seguramente, la decisión de aquél no dejará conformes a todos; incluso, a veces, por más ajustado a Derecho y mejor que el pronunciamiento judicial sea, puede ocurrir que nadie quede satisfecho.”
 

Claudio Bonadio, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11
Una mirada historiográfica de la relación prensa y justicia
 
“Hace décadas la decisiones de los magistrados judiciales no eran relevantes para la construcción del imaginario social. Actualmente la combinación de la masificación de los sistemas de comunicación social y cierto debilitamiento institucional hace que tales decisiones sean socialmente significativas… Sin pretender una significación equivalente, lo cierto es que la revolución de las comunicaciones sociales puso a los ciudadanos ante sí, y a todos ellos frente a los poderes del Estado en un grado de comunicación permanente. Aquí se puede decir que es irrelevante la posición personal de los magistrados en cuanto al cómo, cuándo o dónde se produzca la comunicación de las decisiones jurisdiccionales, porque es la dinámica tecnológica la que motiva el cambio en el paradigma comunicacional del Poder Judicial.”


Julián Ercolini, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Federal 10
Algunos apuntes sobre Justicia y medios de comunicación
 
“Lo que creemos que es claro es que en esa tensión de que se habla entre la actividad de jueces y periodistas subyace la verdad, o mejor dicho, el discurso sobre la verdad. No podemos negar entonces caminos en muchas situaciones coincidentes en ambas actividades, así como tampoco podemos dejar de comprender que lo roles son, aunque por momentos tangentes, muy diferentes. Ante este panorama, pensar en acuerdo u otras formas orientadas a eliminar en absoluto la tensión sería no sólo una ingenuidad, sino también peligroso para el mismo esquema político. Al menos en esta era cultural, la administración de justicia y de la actividad periodística son dos funciones indispensables e irremplazables para la salud de la sociedad democrática.”


Ariel Lijo, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 4
La comunicación oficial de decisiones judiciales. Implicancias y desafíos
 
"Para que la decisión judicial contribuya a la imagen institucional en vez de a la personal y el discurso sea el de una página oficial, y no el de un funcionario, para su publicación la atención debería estar dirigida a los avances significativos de las causas, o, en su caso a su desenlace y no a impactos mediáticos individuales de promoción personal. Ello, principalmente, porque el perfil del juez no puede reinventarse a partir de sus decisiones mediáticas.  La pagina generó un efecto de pertenencia y prestigio a todos los jueces que no debería ser utilizado en forma individual. En todo caso, lo que está en proceso de ser mejorado es la imagen de la Justicia como institución democrática e independiente. Si en el medio se cuelan satisfacciones o intereses personales, se pone en riesgo la deconstrucción de la imagen del Poder Judicial, a la que tanto aportó la creación y el crecimiento del CIJ.”


Sergio Torres, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 12
Hacia un lenguaje democrático
 
“Sobre los magistrados pesa entonces el deber de fundar nuestras resoluciones de manera transparente para el destinatario que ya no debe ser interpretado como el particular sometido a proceso, sino la comunidad toda, en su carácter de legitimante del poder estatal. El hacer/construir una Justicia para todos. Es que la publicidad correcta de los actos judiciales, como acto de comunicación social, ha de permitir a la comunidad convertirse en los ojos y oídos de la colectividad en aras de conformar una opinión fundada, un espíritu crítico con sentido, acerca de la forma, eficiencia y transparencia en que se lleva adelante el servicio de administración de justicia.”
 
 
Rafael Gutiérrez, presidente de la Junta Federal de Cortes y presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe
Política comunicacional del Poder Judicial: la experiencia de Santa Fe
 
“La propuesta, el desarrollo y la ejecución de las tareas de la Oficina de Prensa insume numerosos esfuerzos materiales y humanos; y, como suele suceder, sólo es exitoso cuando se cuenta –como contamos en Santa Fe- con el personal comprometido y apasionado por el área comunicacional. Sin embargo, estos esfuerzos están muy lejos de suponer un mero capricho de autopromoción. Por el contrario; implican asumir seriamente la cuestión de cómo debe insertarse el Poder Judicial en la sociedad moderna. Es verdad que los jueces debemos darle a la ciudadanía fundamentalmente fallos justos, razonados, y responsables, ya que así lo exige el principio republicano de gobierno. Muchas veces se ha insistido –con razón pensamos- en la imperiosa necesidad de que los fallos judiciales estén redactados en forma clara y concisa, comprensible para las partes, y en cierto modo, también para toda la ciudadanía.”
 
 
Abel Fleming, presidente de la Federación Argentina de la Magistratura
Los desafíos de la política comunicacional del Poder Judicial
 
“El intercambio de información judicial y la multiplicación de polos de publicación de la misma conllevan una ampliación de las zonas de contacto entre la magistratura y los ciudadanos y permiten que la sociedad de todo el país tenga una visión más amplia de la actividad de la judicatura y, por ende, más elementos para entender y valorar la tarea de fiscales, defensores y auxiliares que “construyen justicia” (actividad en la que se involucra la sociedad, aportando o negando su compromiso: víctimas, testigos, policías, etc) y el modo en que los magistrados tomas sus decisiones. El fortalecimiento de las oficinas locales de prensa y comunicación es un objetivo estratégico para el Poder Judicial.”


Luis María Cabral, presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional
Poder Judicial y medios de comunicación. Una difícil relación

"No podemos olvidar tampoco que la publicidad de los actos judiciales se aleja del conocimiento y la comprensión de la sociedad en la medida en que prosigamos redactando providencias, resoluciones u oficios en un lenguaje críptico y ajeno a sus destinatarios últimos. Si nuestras decisiones judiciales responden a códigos cerrados solo aptos para iniciados en un arte barroco, no podemos reclamar la comprensión de los justiciables. Ahora bien, la mayor parte de estos propósitos requieren la necesaria intervención de los medios de comunicación como canales transmisores de esas informaciones a la sociedad."

Buscar