X
/
    julián ercolini comunicado cámara federal de casación penal santa fe corte suprema de justicia cámara electoral financiamiento partidos políticos funcionario público prescripción gustavo hornos reglas mandela casación federal narcotráfico formosa asistencia a la víctima amia cristina fernández de kirchner casación federal alberto nisman héctor timerman casación federal narcotráfico casación federal narcotráfico casación federal narcotráfico
    X
    julián ercolini comunicado cámara federal de casación penal santa fe corte suprema de justicia cámara electoral financiamiento partidos políticos funcionario público prescripción gustavo hornos reglas mandela casación federal narcotráfico formosa asistencia a la víctima amia cristina fernández de kirchner casación federal alberto nisman héctor timerman casación federal narcotráfico casación federal narcotráfico casación federal narcotráfico
    X
    Fecha de publicación
    Viernes, 21 de octubre de 2011

    Lesa humanidad: el juez Rafecas ordenó la detención de Harguindeguy

    El ex ministro del Interior durante el último gobierno de facto está acusado por 34 homicidios y 200 secuestros y torturas, en el marco de la megacausa Primer Cuerpo de Ejército. El magistrado también dispuso la detención de otros cinco acusados

    El juez federal Daniel Rafecas, en el marco de la megacausa que investiga la actuación del Primer Cuerpo del Ejército, ordenó la detención del ex general de División Albano Eduardo Harguindeguy, en su carácter de máximo responsable político-militar de la Policía Federal, a partir de su rol como ministro del Interior de Jorge Rafael Videla durante la última dictadura, así como de otros cinco represores.

    El juez responsabilizó a Harguindeguy como penalmente responsable en 34 homicidios y 200 secuestros y torturas, de víctimas de la represión ilegal que pasaron por los centros clandestinos “Coordinación Federal” y “Garaje Azopardo”, que funcionaron en dependencias de la Policía Federal Argentina.

    Coordinación Federal” funcionó en la Superintendencia de Seguridad, en el 3º piso del edificio de la calle Moreno 1417 de esta ciudad, mientras que “Garage Azopardo” se emplazó en el edificio que esa fuerza tiene en Chile y Huergo de esta ciudad, y donde hasta hace poco tiempo se tramitaban pasaportes.

    Entre otros episodios, el juez le imputa a Harguindeguy responsabilidad penal en la llamada “Masacre de Fátima”, esto es el homicidio alevoso de 30 cautivos deCoordinación Federal” que fueron sacados en agosto del ´76 y cuyos cuerpos sin vida aparecieron en las proximidades de la localidad de Fátima, provincia de Buenos Aires, con signos de haber sido fusilados y sus restos, dinamitados.

    Con respecto a los hechos que tuvieron lugar en “Coordinación Federal”, el juez también dispuso la detención e indagatoria de los ex oficiales de PFA Eduardo Norberto Comesaña, Juan Carlos Lapuyole, Carlos Enrique Gallone y Antonio Doval. Lapuyole y Gallone ya fueron condenados por el Tribunal Oral Federal n° 5 de esta ciudad, por su responsabilidad en los hechos conocidos como “La Masacre de Fátima”.

    Otro de los sucesos que se les imputa a Harguindeguy y otros (incluyendo también a Raúl Guglialminetti) es la fabricación de un falso “operativo antisbubversivo” perpetrado el 18 de marzo de 1976 en la calle Labardén al 300 de esta ciudad, en el que se masacró dentro de un vehículo, mediante más de 100 disparos de ametralladoras, a dos hombres y dos mujeres, que resultaron ser Norberto Gómez, Elena Kalaidjian, Julio Enzo Panebianco y Ana Teresa del Valle Aguilar.

    El juez dio por probado que todos ellos, en verdad, habían sido secuestrados durante las semanas previas, es más, los sobrevivientes de “Garaje Azopardo” relataron que sus captores utilizaron a Norberto Gómez (que era médico) para atender a los otros detenidos luego de las sesiones de tortura. Por su parte, la joven de origen armenio Elena Kalaidjian –de 22 años de edad- ayudaba al médico Gómez en las curaciones que precariamente se practicaban. El hecho fue presentado en los medios de comunicación por las fuentes policiales como un “enfrentamiento armado” entre “subversivos” y “fuerzas conjuntas”.

    Otra de las víctimas asesinadas en ese falso operativo policial, Julio Panebianco, era militante de la Juventud Peronista y había sido secuestrado 15 días antes de su asesinato, en la calle Malabia 2591 de esta ciudad, junto a su pareja, María Fernanda Martínez Suárez, quien recuperó la libertad días después. La nombrada es sobrina de la conductora televisiva Mirtha Legrand.

     

    35
    Últimos fallos
    Acordadas y resoluciones