X
X
/
    corte suprema de justicia de la nación cámara federal de casación penal marcos paz maría lilia gómez alonso de díaz cordero gestión judicial cámara federal de casación penal alberto nisman sabrina namer cámara federal de casación penal ley de migraciones expulsión de extranjeros ernesto kreplak contaminación ambiental la plata abasto oficina de la mujer corte suprema de justicia elena highton de nolasco claudio bonadio gustavo vera claudio bonadio julio de vido universidad de san martín cámara federal de casación penal apremios ilegales santiago inchausti mar del plata trata de personas cámara federal de casación penal sebastián romero congreso de la nación
    X
    corte suprema de justicia de la nación cámara federal de casación penal marcos paz maría lilia gómez alonso de díaz cordero gestión judicial cámara federal de casación penal alberto nisman sabrina namer cámara federal de casación penal ley de migraciones expulsión de extranjeros ernesto kreplak contaminación ambiental la plata abasto oficina de la mujer corte suprema de justicia elena highton de nolasco claudio bonadio gustavo vera claudio bonadio julio de vido universidad de san martín cámara federal de casación penal apremios ilegales santiago inchausti mar del plata trata de personas cámara federal de casación penal sebastián romero congreso de la nación
    X
    Fecha de publicación:
    Miércoles, 30 de noviembre de 2016

    La Cámara Federal de Casación confirmó condena por trata de mujeres y niñas para explotación sexual

    Lo resolvió la Sala I. En el caso se tuvo por probado que el imputado tenía un local que funcionaba como prostíbulo en donde explotaba económicamente a las víctimas, quienes lograron pedir auxilio a la fuerza pública tras un intento de abuso sexual

    La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Ana María Figueroa, Mariano Hernán Borinsky y Gustavo M. Hornos, en la causa caratulada “De Lara, Ramón Daniel s/ infracción ley 26.364 en concurso real con infracción ley 23.737” confirmó la condena a 12 años de prisión por el delito de trata de personas en la modalidad de acogimiento con fines de explotación sexual de mujeres, mayores y menores de edad, agravado por haber mediado engaño y abuso de una situación de vulnerabilidad.

    Durante el trámite en casación se discutió el conocimiento del imputado sobre la minoría de edad de la víctima y se aclaró que “la norma incluye el supuesto en el cual el imputado no conoce con certeza la edad de la víctima pero se representa como probable que la víctima (por su aspecto físico, por su conducta o por su historia de vida, etc.) pueda ser menor, lo cual, o bien le resulta indiferente o bien, incluso, le resulta más atractivo para el negocio”, por lo que se concluyó a partir del análisis del acervo probatorio que, en el caso,  “el imputado conocía la minoría de edad de edad de G. o se lo representaba como posible y lo aceptaba”.

     

    2
    Últimos fallos
    Acordadas y resoluciones